Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

sábado, 18 de febrero de 2006

La muerte de dos blogs

Si miran ustedes a la derecha de este texto, en la sección de links notarán ustedes un vacío. Había ahí dos enlaces que ya no están. Tanto "L'esprit de l'escalier" como "Psicosis urbana" han dejado de funcionar desde hace algo así como una semana. En uno de los casos sé que la responsable ha visto desaparecer su blog sin poder hacer nada al respecto. Quizá los dirigentes de La coctelera sepan algo, quizá habría que pedirles responsabilidades por esas palabras perdidas, por esas imágenes desaparecidas, por esos sentimientos y textos que se han esfumado quizá para siempre.

Me planteo qué ocurriría si, de repente, mi blog un día ya no funcionara y hubiera perdido todo lo que he escrito en él...

La parte terrible está en que de muchas de las cosas que escribo aquí no guardo copia alguna en ningún otro sitio. Efímeras palabras que quizá un día se lleve el viento. Quizá hay un riesgo en ello que estoy dispuesta a aceptar. Lo mismo que el riesgo de que (como ya ocurrió) alguien que, en principio no tenía por qué saber de la existencia de este espacio virtual, me lea, me reconozca y se tome a mal mis palabras.

¿También os ocurre a vosotros, compañeros y compañeras bloggers?

9 comentarios:

kar dijo...

pues la verdad es que no me lo había planteado nunca... y me putearía... yo tampoco guardo nucna una copia... creo que nadie, ¿no?... me ha entrado un pequeño y estúpido pánico... qué hago? imprimo en pdf todas las entradas??? suena paranoico... y suena estúpido... pero tal vez de aquí a una temporada me apetezca releer aquellos textos...
paranoia n+1

fuera D órbita dijo...

Es el riesgo que hay que correr. Incluso yo mismo he dejado morir algún que otro blog. De hecho, escribo más en otros blogs que en los míos.

Ésto de escribir es un acto de egocentrismo absoluto y generoso al mismo tiempo. Plasmar, desde el anonimato, mis pensamientos íntimos y permitir que se los apropien es gratificante. Es algo así como pensar en voz alta y que no te juzguen por ello.

Los pensamientos se suceden de forma fugaz. Lo que pienso ahora no lo pensaré dentro de un tiempo. Así que me resultaría imposible almacenar en un lugar diferente al propio cerebro, todo cuanto digo, pienso y siento. Ese trabajito lo debería hacer otro por mi, de forma invisible, porque mi alternativa es pasar delicadamente mi goma Milán por encima de todos esos pensamientos.

También podrías pensar que tu lector se lo tome a bien, ¿no? A mi, por ejemplo, me gusta leerte.

Nuala dijo...

No te agobies, kar... Parte del encanto de esto, supongo, es lo efímero que es.

Y gracias, fuera de órbita. Los egoblogs es lo que tienen: por mucho que los escribas para ti mismo siempre se agradece que te lean y que gusten.

Blackstar dijo...

Yo sí que guardo los textos, quizá no todos, pero sí algunos que me gustan o que no me apetece perder. Quizá eso sí sea un acto de egoísmo.

Me pregunto qué ha pasado con el blog de psicosis urbana... es cierto que no se actualizaba hace tiempo pero... ¿quién es el responsable que de que aparezca vacío de contenidos que una vez alguien se tomó la molestia en escribir?

Riddle dijo...

En mi caso no me gustaba cómo estaba encaminando el blog, así que borré las entradas. Por otro lado cada vez me costaba más sacar tiempo para actualizar, pero además no me sentía muy a gusto con esos escritos, a diferencia de otros con los que realmente tengo la sensación de haber dicho lo que quería.

Dicho esto, me gusta conocer a la gente un poquito más mediante los blogs. Es como compartir la cotidianidad y hacerla más llevadera. (Vosotros/as sí) seguid con ello.

Saludos!

Nuala dijo...

Una pena, neng, me gustaba leerte y aunque actualizabas poco, jodío, había en tu blog cosas interesantes.

Troutman dijo...

Mantener un blog actualizado cuesta. Requiere sacar tiempo de debajo de las piedras. Si, encima, funciona como el culo, cual es mi caso, más todavía.

Ya lo he hecho en otro blog, pero me cago en las putas muelas de bitacoras.com

Yo guardo casi todo lo que escribo, más que nada porque lo suelo pasar antes por Word, auqnue después puede sufrir pequeñas correcciones. Otra cosa es donde lo guarde.

diego dijo...

dónde van los correos que no llegan, los besos que no damos, las palabras que se quedan a las puertas de la boca, los abrazos que no salen de las manos?, alguien los archiva?, alguien se ha preocupado de crear un carpeta con un nombre?
yo, al principio, guardaba las cosas que publicaba en mi blog, pero al leerte he recordado que hace tiempo dejé de hacerlo, quizá, en el fondo, no quiera que todo lo que dije un día termine archivado, en una carpeta, pendiente de ser rescatado
(por cierto, ha sido un descubrimiento tu blog)

Nuala dijo...

Gracias.
Espero que haya sido un buen descubrimiento...