Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

miércoles, 5 de abril de 2006

Fade to red

"Creo que las personas de pelo rojo, desde Judas a Mary Laurent, pasando por la Dánae de Klimt y la Pentesilea de von Kleist, dejan en quienes las conocen una huella de fuego. Cuando se despiden, o lastiman, la llama palidece y se hace azul, tan bella como fría. Pero el azul, que por algo es sublime, enseguida se esfuma. Lo que verdaderamente cala el alma es el calor del fuego, no su forma. Por desgracia, la naturaleza no me hizo pelirroja, así que a veces me tiño el pelo para intentar parecerme más a mí. "

El cangrejo y la hidra, Marta Paredes



Dánae, Gustav Klimt


Cuando tenía unos 17 años decidí teñirme el pelo de rojo. Esa decisión aparentemente insignificante acerca de mi aspecto externo implicaba algo más, un cambio más profundo. Pasé de ser una chica tímida a ser una chica tímida que lleva el pelo rojo. Y no escogí un tono discreto, sino un tono fuego y llamativo. La mutación interna que deseaba (ir perdiendo mi timidez, ser más yo misma) vino paralela a la externa, quizá ya acechaba en mí como el resurgir del ave Fénix y utilizó el rojo para desvelarse...


Phoenix by Greg Land
No conocía aún a Tori Amos. Ni a Jean Grey. Ni a Angela Chase, la protagonista de My So Called Life, que años después, para mi sorpresa, dijo teñirse de rojo por motivos semejantes a los míos. Apenas empezaba a conocer a los prerrafaelitas. Pero el rojo me llamaba con el poder y el hipnotismo con el que una llama atrae a una polilla. Y convirtiéndome en pelirroja me convertí en lo que quería ser. O eso he intentado ir haciendo...

Desde entonces no sólo lo he llevado en mi pelo sinó en mi ropa, bolsos, zapatos, uñas e infinidad de objetos. Cualquier cosa roja llama poderosamente mi atención y me encanta. Mis frutas preferidas son las frutas rojas. Así que ahí va mi defensa del rojo.
No va a ser como el capítulo dedicado al blanco de Melville en Moby Dick pero haré lo que pueda.

El color rojo (según la wikipedia) es el color correspondiente a la frecuencia más baja de luz discernible por el ojo humano. La longitud de onda de la luz roja es de alrededor de 700 nm. Las frecuencias más bajas se denominan infrarrojos.

Según la terapia cromática y las teorías psicológicas o espirituales y todas esas panochadas en las que no creo demasiado, el color rojo nos habla de un estado energético intenso, nos habla de pasión, fuerza, calor, emprendimiento, acción. Es el color del ambicioso, el optimista, el valiente, el ilusionado. A personas que padecen depresión estacional, por tanto, se les aplica un tratamiento que se basa en la exposición a luces, lugares y vestimenta de color rojo. Este color, dicen, produce los siguientes efectos fisiológicos: aumento de la presión arterial, aceleración de la circulación sanguínea y el ritmo respiratorio, se agudizan los sentidos del olfato y del gusto y las reacciones se vuelven automáticas. Para los practicantes y conocedores del Yoga, es el color del Chakra base o raíz, llamado Muladhara, en sánscrito.

La sangre y el fuego son rojos. Las rosas rojas simbolizan amor. En muchas sociedades se asocia al sexo. Caperucita Roja. También se asocia a la guerra y la fuerza (Ares, Marte). Múltiples amuletos son rojos. En muchas sociedades es el color de la nobleza por ser el pigmento para ropa más caro. El Papa se viste de rojo. Ya en la prehistoria al ocre rojo se le atribuía un poder vital, esta creencia motivaba la ofrenda del mineral de óxido de hierro en los ritos funerarios de la Edad de Piedra. En China, el rojo es el color de las bodas, y representa buena suerte, aunque también se le identifica con los celos. En Rusia aún hoy, el rincón en el que se expone el icono es denominado "rincón rojo". En la India, el rojo representa la caballerosidad. A la vez quizá el rojo sea el color que más implicaciones nacionalistas tiene, de hecho es el color que figura en un mayor número de banderas de países del mundo. El rojo en el marketing es un arma muy a tener en cuenta, ya que hace resaltar los perfiles y atrae la mirada. Un cuadrado rojo es percibido como más grande que un cuadrado verde de la misma superficie. Las personas perciben un terrón de azúcar de color rosa como más dulce que uno de color verde o azul.

El rutilismo o eritrismo (la calidad de ser pelirrojo/a) parece transmitirse como carácter recesivo monómero ante cualquier otro color de pelo debido al receptor de la melanocortina 1, y el color rojizo estaría relacionado con componentes del hierro. Todos los pelirrojos presentan variantes en la región MC1R del cromosoma-16 y se cree que el gen recesivo asociado al rutilismo tendría una antigüedad de entre 50.000 y 100.000 años.

Pese a que el mayor porcentaje de pelirrojos se encuentra en Irlanda y el Reino Unido los hay por todo el mundo, incluso entre los asiáticos, y la relación de esta particular pigmetación del cabello con antepasados celtas o fenicios no acaba de estar clara.

La sociedad romana ya consideraba que los pelirrojos daban mala suerte y nuestra cultura judeocristiana nos ha legado eso (la Biblia describe a Caín como pelirrojo y descendientes suyos también lo son como Judas, Esaú y María Magdalena). Algunos pelirrojos fueron repudiados e incluso asesinados en épocas pasadas, sin embargo también es cierto que algunas personas se sienten más atraídas por los pelirrojos (¿redofilia?) y dicen que tienen fama de ser fogosos y apasionados amantes. En el Antiguo Egipto se consideraba a los pelorrijos descendientes de Set y se les atribuía una mayor fiereza. Durante el reinado de la reina Elisabeth I de Inglaterra todas las damas se teñían de pelirrojas para seguir la moda. Numerosos personajes históricos o de ficción son pelirrojos y orgullosos de serlo. Y hoy en día el color rojo es uno de ls tintes más escogidos por las mujeres para su pelo.

Yo misma, por ejemplo. Porque desde esa primera vez a los 17 he cambiado de tonalidad e intensidad pero nunca nunca de color. Por desgracia a mí tampoco la naturaleza me hizo pelirroja. Pero y
a me considero pelirroja de adopción.



Past the mission, Ken Meyer Jr.

12 comentarios:

Troutman dijo...

Sin comentarios

Troutman dijo...

Por cierto, en la página de presonajes pelirrojos famosos, existe un gazapo. Pone

Axl Rose of Guns in Roses

Serán anacolutos!

Troutman dijo...

Menos mal que no iba a hacer comentarios. Después de tu comentario sobre los prerrafaelitas me he acordado de un cuadro que me dejó marcado en la Tate gallery.

buscando en la página de la propia galería, lo he encontrado. El hecho de que esté inacabado quizás sea parte del encanto.

http://www.tate.org.uk/servlet/ViewWork?workid=1608&searchid=32882&tabview=image

Nuala dijo...

Jajajaja...

¡Sabía que te encantaría precisamente a ti! Bueno, conozco a otro chico pelirrojo, espero que también lo lea.

Lo de "in Rose" habrá sido un error de escritura. Pásales una queja y que lo arreglen, es intolerable. Y de paso también puedes enviar una foto tuya para la galería de los pelo panocha... Axl Rose es pelirrojísimo. Precisamente ayer veíamos un dvd de la gira de UYI y lo comentaba con R. Barba roja roja.

Ese cuadro de la Tate es estremecedor ya en la pantalla, no puedo imaginarme lo que será verlo en directo...

Me he dejado muchas cosas en el tintero sobre el color rojo como su uso en los cuentos infantiles (caperucita, los zapatos rojos, etc.), el mito de que los toros lo persiguen, que es señal de peligro, el carmín de los labios...

Troutman dijo...

...los anuncios de: Hola, soy tu menstruación

Blackstar dijo...

Preciosa y muy interesante entrada. Me gusta el cabello rojo, además los pelirrojos que he conocido, tanto biológicos como adoptados, son siempre gente simpática y original.

Cuando veo a alguien vestido por entero de rojo, siempre pienso en la gran seguridad que debe tener en sí mismo, porque es un color tan apasionado y que emite tanta fuerza...

es curioso la gran cantidad de pelirrojos que me he encontrado que dice odiar su pelo. Yo soy castaña y una vez hice la prueba del rojo, pero desde luego, no era yo. Tampoco podría ser rubia.

Nuala dijo...

Pues yo ahora ya de castaña creo que no sería yo. Llevo tanto tiempo siendo pelirroja adoptada...

Anónimo dijo...

Nuala yo también decidí volverme pelirroja hace tiempo ("rojo amapola" dice el tinte) y creo q ya no sabría verme de otra manera, el pelo rojo al sol que hace que parezcas una cerilla me encanta. Me gusta tu blog,pelirroja tierna,,

Nuala dijo...

Muchas gracias, Chica Cerilla.

lorenZombie dijo...

los adolescentes pelirrojos larguiruchos pecotosos tb están presentes en la historia del cine... vease los chicos del maíz o el señor de las moscas.

Axl es pelirrojo, incluso naranja.

Y Gasol, nuestra estrella baloncestística anti-carisma era pelirrojo antes (ahora ya no lo parece)

Wolfftons dijo...

Soy pelirrojo y me encanta lo que escriben sobre nosotros.
Siempre llame la atencion con el color de pelo que tengo.
Me encanta ser pelirrojo natural...

Anónimo dijo...

Me ha gustado mucho leer todo eso sobre los pelirrojos, la verdad es que yo soy pelirroja panocha...mas naranja q la naranja, toda llena de pecas y aunque a veces he pensado en teñirme el pelo, cambié totalmente de opinion y me lo deje por debajo del culo...puestos a llamar la atencion!!!