Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

jueves, 11 de mayo de 2006

My Bike

I want my bike to ride it fast
If no one is around us I will feel so fine.
I want to ride without my hands,
daddy just showed me how to hold my bike.
This is the chance that I've got to stay free
from my mind and 'till my bones
How do I feel with my hands holding trees...
it's beatiful it's love...
it's beatiful it's love...

My friends can't catch me, they can't ride fast,
daddy could catch me, he's got a big one
I want my bike to ride it fast.
If no one is around us I will feel so fine.

This is the chance that I've got to stay free
from my mind and 'till my bones
How do I feel with my hands holding trees...
it's beatiful it's love...
it's beatiful it's love...

You could be so close to me,
you could have a bike I know you know how!
Don't be shy, stay by my side,
don't let me think you're just like someone else!

High, I feel high, it's alright!
Because you're mine, I can fly, just me and my bike.
Not anybody else could even try to rise us.


(SEXY SADIE; Its Beautiful, Its Love!, 1998.)

Ni siquiera es mi bici. Y es un desastre cuyas piezas sólo se mantienen unidas por arte de magia y que cuando llueve chirría al pedalear...

Pero me encanta volver por la noche a casa de Roger en bicicleta. Me encanta que el pelo me ondee en la espalda y me encanta el viento fresco de la ciudad desierta en la cara. Me siento feliz y libre por estúpido que parezca. Gran sonrisa en mi cara. Cualquiera que me vea debe pensar que estoy completamente chiflada...


Adoro la sensación, no sé compararla a nada. Me hace recordar una escena de la película City Of Angels, anodina (por lo que recuerdo) adaptación de la excelsa El cielo sobre Berlín de Wim Wenders. Meg Ryan (la encasillada protagonista eterna de comedias románticas) tras una hermosa noche de pasión y amor con su ángel particular (Nicolas Cage) sale con su bicicleta a buscar algo para desayunar. Es muy feliz, baja por una carretera desierta rodeada de arboles con una sonrisa enorme. Amanece y el sol se cuela entre las hojas de los árboles formando hermosos dibujos dorados. Ella suelta el manillar y alza los brazos, y cierra los ojos... Es la única imagen que encuentro para describir cómo me siento a veces en la bicicleta.

Aprendí a montar tardíamente. Igual que a nadar. Montaba a caballo mucho antes de saber montar en bicicleta. Cuando era pequeña chillaba y pataleaba de terror si a mi padre se le ocurría quitarme las rueditas accesorias. Me negaba hasta a intentarlo. Hasta que mucho después, resignado ya mi padre, estando yo sola con una bici de no recuerdo quién empecé a bajar una rampa y a tomar confianza en que no iba a caerme hacia los lados sin rueditas. Aún no estoy del todo segura pero voy progresando. Y le estoy tomando el gusto muchísimo.

2 comentarios:

kar dijo...

yo hubiera citado el jachondo Bicicle Race de Queen!

Bandida dijo...

yo cuando voy en bici siempre acabo tarareando "Cycling is fun" de las Shonen Knife XD
Ahora que vivo en un 4º sin ascensor :S ya no tengo... por eso el otro día en casa de una amiga me volví como loca cuando me dejó probar su flamante bici nueva y sí,la sensación es maravillosa, no sabía cuánto lo echaba de menos