Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

miércoles, 3 de mayo de 2006

Sigue tu corazón

Seguir el dictado del corazón me parece una buena idea- guía en la vida. Muy peliculera, muy de anuncio o de libro de autoayuda pseudofilosófico del execrable Bucay pero supongo que es lo que intento y me parece un excelente consejo que dar.

Roger me cuenta que en su búsqueda incansable de trabajo como ilustrador está enviando su curriculum y su book a ofertas de lugares distantes del planeta. ¿Y si triunfa con John Tornado y se va a Francia? ¿O a Japón? ¿O a Estados Unidos, Berlín o Inglaterra? ¿Y si la empresa de Palma de Mallorca con la que ha tenido una entrevista telefónica hoy lo elige para el desarrollo conceptual de personajes o fondos de su nuevo videojuego? Él es muy bueno, es posible que así sea y me alegraría enormemente (si no lo eligen es que no saben lo que hacen) pero... ¿qué pasaría con nosotros?

En el bar de La Perla (C/ La Perla, 26 BCN) tomando unas copas a la salud del propietario (era su cumpleaños) le aseguré a Roger casi sin pensarlo que me iría con él adonde fuera, al fin del mundo. Me miró entre sorprendido y feliz. Y si lo pienso con detenimiento llego a la misma conclusión: que me iría con él. Hay muchas cosas aquí (mi familia, mis amigas...) pero nada que me retenga irremisiblemente: ni mi trabajo ni mis estudios son vinculantes, no pago una hipoteca vitalicia, así que podría irme. Mi vida aquí sin él no tendría mucho sentido y la idea de vivir fuera me atrae. El proyecto es estar juntos, vivir juntos, el país no importa demasiado.

En fin, cuando ocurra ya nos preocuparemos de pensar en los detalles, en los problemas o en las complicaciones, pero me iría con él, por supuesto.

Tengo a mi amiga muy emocionada y nerviosísima con la próxima visita del que esperemos que sea su príncipe azul vitoriano (me cae bien y tiene cara de buena persona, espero que no me defraude el chico). Lo conoció en Madrid, estuvieron juntos apenas unas horas, no hubo entre ellos más que palabras y miradas pero ha trastocado por completo su vida, la ha puesto patas arriba. Surgió la chispa o algo hizo clic dentro de ella (no este Clic) para que después de años enganchada a una relación dañina de repente se de cuenta de lo estúpida que estaba siendo. Sólo por eso el chico (a partir de ahora "el doctor") ya es para mí buena persona y pase lo que pase finalmente entre ellos ha merecido la pena que se conozcan. Llevan un mes hablando horas y horas por el messenger, se llaman y envían mensajitos y ahora él va a venir a verla, supongo que para dejar las cosas claras y el pabellón vasco bien alto. Como dijo la madre de mi amiga: "hija, un clavo saca a otro clavo". Las madres lo saben todo, no hay duda.

Son hermosos esos momentos de incertidumbre, de dudas, de no saber qué siente el otro, de no saber qué decir cuando se vean... Es como volver a la adolescencia, hace correr rápido a sangre por las venas, subir la adrenalina... te hace sentir viva. Luego ambos lo recordarán con cariño si todo va tan bien como parece que irá. Me hace recordar las agradables tardes y noches enteras ante la pantalla del ordenador cuando Roger y yo nos estábamos conociendo. No paro de preguntarle "¿no estás emocionada?" porque estoy feliz por ella, feliz de que se sienta así.

Él, el doctor, va a vivir a Madrid. Así que van a estar separados por unos 500 kilómetros pero el amor, la ilusión y las ganas de estar juntos pueden con eso y con mucho más. Luego ya pensarán en las dificultades, en los problemas o en qué harán, de momento seguro que sólo piensan con ilusión y nervios en el fin de semana en el que por fin van a estar juntos. Un nuevo camino se abre ante ellos. Que su corazón les guíe.

Mi otra amiga sigue sin hacer clic y sigue enganchada y sin enviar a tomar viento a un tipo que no la merece, pasa de ella y no le da más que disgustos. Ay, qué tontas somos a veces... ¿Hasta cuándo, querida? A ella también quiero verla emocionada e ilusionada con un nuevo camino sentimental por recorrer que la haga sonreír y brillar los ojos. Quiero verla como una adolescente de nuevo. Que el corazón la guíe también a ella. Y que encuentre pronto la felicidad.



P.S. A petición de la interesada (que ya dio su consentimiento para que escribiera su historia) se han eliminado a posteriori algunos pequeños detalles en este texto que daban pistas sobre la identidad del caballero de reluciente armadura que vendrá a salvarla del dragón. Señor Caballero de Reluciente Armadura, si algún día lees esto que sepas que ya me caías bien antes de conocerte. Cuida de mi amiga y hazla muy feliz.

6 comentarios:

Blackstar dijo...

Enhorabuena a tu amiga, ojalá mi amiga también conozca a ese alguien que le repare el corazón y le haga olvidar a quien tanto daño le lleva haciendo, aunque la primera culpable sea ella misma, que es quien no permite cortar los lazos definitivamente.

Y te entiendo... cuando hace unos años, antes de que Krys se nacionalizase estaba pendiente de la residencia, también pensaba en que pasaría si se hubiese tenido que ir a Chile.. aunque hubiese sido de manera temporal. Tenía muy claro que si 300 km no podían con ello tampoco podrían 3000, cuando encuentras a alguien que te da tanto no hay km que valgan, ni excusas ni razones insalvables. Es tan fácil, y la vez tan complicado, como querer.

Un beso guapa, y que Roger tenga suerte!

fuera D órbita dijo...

Me ha parecido terrible leer "un clavo quita a otro clavo". Además de una inmensa mentira. Será porque nunca he creído en esa fraudulenta concepción del amor; será porque es como traicionar los sentimientos de uno mismo al desvirtuar arbitrariamente lo que ya has vivido.

Está bien que el amor vuelva a llamar a tu puerta y que, todo lo anterior, lo traslades a un segundo plano por pura inercia. Y digo ésto porque nunca se olvida y si lo haces, quizás no sentías tanto como se suponía o, quizás, hace demasiado que dejaste de sentir.

La distancia es un obstáculo. El amor requiere el contacto, la caricia, el abrazo, la mirada, el beso. Dime, ¿qué sería del amor sin eso? Porque si no, es un amor idealizado que es, en definitiva, algo así como lo que ya expresaba Pessoa:

"Nunca amamos a nadie. Amamos, sólo, la idea que tenemos de alguien. Lo que amamos es un concepto nuestro, es decir, a nosotros mismos."

También suena terrible pero lo encuentro más sincero que lo anterior.

Todos queremos escapar. Escapar de nosotros mismos, que es lo único que nos tiene subyugados. Hacer click no es fácil. Como tampoco lo es estar huyendo siempre de uno mismo. Los hados tienen que confabular para liberarte. Yo quiero escuchar, también, el pistoletazo de salida. Pero nunca llega. ¿Será un señal? ¡Maldita sea!

Absence dijo...

Los has escrito como si tuvieras la primavera cabalgando por tus venas.

Felicidades.

Nuala dijo...

Primero: Lo de "un clavo quita a otro clavo" es cosa de madres. Lo de que siempre tienen razón está cargado de ironía y sarcasmo, por si no se notaba...

Segundo: Volverse a enamorar es volverse a enamorar y punto. Lo más hermoso del mundo es enamorarse. Y siempre el amor presente es el mejor, cosa que no tiene por qué desvirtuar los anteriores. Pero son eso: pasado. Me parece un suicidio emocional la gente que piensa que el amor pasado fue el mejor y que nunca volverán a amar igual. El amor es único... cada una de las veces. Y si la distancia es un obstáculo insalvable apaga y vámonos.

¿Todos queremos escapar? ¿Que el amor es sólo amor a nosotros mismos? ¿Qué quieres decir? Podríamos discutir eones sobre esto peo no estoy en absoluto de acuerdo.

Gracias, absence. ¡Felicidades a ti también! ;-D

fuera D órbita dijo...

No creo que el amor sea 'amor a uno mismo'. No digo eso. El amor es un sentimiento hacia afuera. Lo que quiero decir es que entiendo el amor como una reacción psicofísica en el que la distancia juega un papel determinante. Amar sin contacto, sin besos y otros, es un amor cojo, idealizado e incompleto.

12.000 kms de por medio no facilita las cosas, a no ser que esa distancia dure lo que un fin de semana. Habrá excepciones, claro, siempre las hay, pero cumplen la regla.

Cuando digo 'escapar' me refiero a cambiar de vida; a dejarlo todo por amor (o por cualquier otra cosa que tú realmente deseas que pase); a ser capaz de empezar de nuevo. A reinventarse. A eso me refiero y sólo a eso.

Vivir en el ayer es una tontería, además de una pérdida de tiempo. Yo también lo creo y lo práctico.

No te enfades!!!

Nuala dijo...

Uy, no,no me enfado, hombre. Sólo que no he pillado bien lo queqerías decir.

Para mí es fundamental poder darle un beso o decirle una palabra dulce a mi pareja a diario, a ser posible, pero supongo que no es inviable mantener un amor estando separados un tiempo o viéndose cada 15 días,a mucha gentele ocurre de forma temporal y seguro que también tiene su aquél.

Reinventarse siempre, estamos de acuerdo. Vivir es reinventarse un poco cada día.

:-D