Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

martes, 6 de junio de 2006

666, perfecta imperfección

Según la promoción de una película hoy es el Día de la Bestia. Bienvenida sea (la Bestia, digo). Welcome to the cruel world, que diría Ben Harper, o Welcome to the jungle, que diría al que ya se califica como la mamá albina del Depredador (tiene su gracia, no lo niego).

Si llega el Apocalipsis será cuando la pequeña Bestia que nace hoy se haga mayor, supongo. Así que nos quedan aún unos años más de tregua. Así, mientras crezca, podrá aficionarse a todas las que, sin duda, son creaciones de su papá el Gran Satán: el tunning, el reggaeton, las rebajas, Marina d'Or, los autobuses en agosto, Windows, Georgie Dann... O bien a lo que algunos humanos atribuyen al Demonio: la música rock, internet, los juegos de rol, el heavy metal... Si se decide por lo primero no queda esperanza para la humanidad. Si se decide por lo segundo tendremos un ciudadano más con el que te gustaría tomar unas cañas y charlar, y es bastante probable que se olvide de todo ese trabajazo de destruir el mundo, ser el Enemigo, luchar contra todos los ángeles y toda la pesca... Sin duda preferirá los festivales de verano y la cervecita bien fría.

La explicación del por qué de que el 666 sea la cifra de la Bestia proviene, según el Evangelio de San Juan, del valor numérico que poseían las letras griegas y hebreas y de la transcripción de "Nerón César" (uno de los más acérrimos perseguidores de cristianos): NRWN QSR.


Letra hebrea

Nombre

Equivalente

Valor

Nun

N

50

Resh

R

+ 200

Waw

W

+ 6

Nun

N

+ 50

Qoph

Q

+ 100

Samekh

S

+ 60

Resh

R

+ 200



SUMA:

= 666



En griego la suma da 616, por lo que algunas pocas versiones de la Biblia dan ese número al Anticristo. Si lo traducimos a fecha sería el pasado seis de enero de este año, la Bestia entonces ya debe estar diciendo sus primeras palabritas obscenas, teniendo sus primeros dientecitos satánicos, dando sus primeros pasitos hacia el Mal...

Otra interpretación más cabalística (o pitagórica, depende cómo queramos mirarlo) propugna que el número 7 es la perfección y el 3 representa la divinidad. El 6 representa la imperfección por quedar detrás del siete, que es la plenitud. El hecho de repetirlo 3 veces es doblemente (o triplemente) significativo: la Bestia es tres veces imperfecta, total y perfectamente impefecta. El juego de palabras es un poco tooliano, lo sé...

La perfecta imperfección...

¿No nos describe un poco eso a todos nosotros, habitantes de este planeta? La Bestia, lejos de ser un bebé terrible y temible como en La semilla del diablo, parece que ya me cae hasta bien y todo. ¡Que se venga al Azkena!

5 comentarios:

Blackstar dijo...

Me ha encantado esta entrada, Nuala!
Me encanta lo de que el tunning, el reggaeton, las rebajas, Marina d'Or, los autobuses en agosto, Windows, Georgie Dann, sean invención del diablo!
Por cierto, creo que en la película PI sale algo de la bestia y la Cábala. El otro día, viendo "El exorcismo de Emily Rose", también hablaban de que las 3 de la madrugada es la hora de las fuerzas de Satán, porque es la hora antagónica de las 3 de la tarde, la hora a la que se supone que murió Cristo. También tiene que ver con la santísima trinidad, una especie de burla. Supongo que fue un invento para la película.

Me gusta

Troutman dijo...

Minipunto para las fuerzas del mal, por crápulas y gambiteras. a las 3 del mediodía sólo hace un calor que tetorras. A lo sumo, modorra.

anda que San Juan no se complicaba la vida ni nada. Este tipo de cábalas numéricas queda muy bien para vender libros, pero me resultan mucho más factibles explicaciones más sencillas.

Nuala dijo...

No, si todas las teorías numéricas, vengan de donde vengan, con sus explicaciones pretendidamente coherentes, parecen absurdas y aleatorias como un tablero de sudoku. Pero tienen su gracia. Podemos inventar otra, por ejemplo: el 6 es cool y fálico por tener un rabito hacia arriba y ser un nueve boca abajo (el 9 es número divino también por ser la trinidad trina, el 3 por 3).

Sin duda las tres de la madrugada es la hora de Satán, porque en Barcelona cierran casi todos los bares y si tienes ganas de más fiesta te acuerdas de la Bestia, de Jesucristo y de todos los Santos.

Anónimo dijo...

Soy algo así como una desempleada vocacional con una vida interior muy intensa

jajajajaja DEMENCIAL!

Nuala dijo...

Ese comentario no es de esta entrada.
Algunos no saben lo que es el sarcasmo o le sparece imposible que alguien lo use contra sí misma.