Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

lunes, 21 de noviembre de 2005

Bad Timing

La madrugada del viernes me despierto de repente a eso de las cinco y, con un sobresalto, empiezo a respirar hondo, asustada. Un sudor frío me recorre el cuerpo.

No, no acababa de tener una pesadilla. Era un sueño hermoso. Y eso es lo que me espantó.

Jamás en mi vida he tenido instinto maternal. Ni siquiera de pequeña tuve nunca carritos de pasear bebés- muñeco ni nada parecido. Prefería vagabundear con mis primos ("hasta que se enciendan las farolas") subirme a los árboles y volver a destrozarme los pantalones, previamente parcheados por mi madre, jugando al patinete (nada de skate, eso es para modernos, entonces teníamos patinete, ni siquiera monopatín). Ya de más mayor jugué con la Barbie, que era súper moderna, tenía caballo y Corvette y más ropa que yo, y era lo menos maternal que puede ser una muñeca.

Jamás antes había soñado que tenía un hijo, al menos que yo recuerde. Ni siquiera un hijo ya mayor al que acompañaba al colegio, ni un hijo con cinco años, ni con veinte ni con uno. Jamás. Y jamás de los jamases había soñado que estaba dando a luz a un bebé como me pasó el viernes. Pero, para colmo, no era un sueño angustiante, doloroso o traumático. Me sentía plena, feliz, ansiosa por ver su cara pequeña y arrugada (¿qué niño recién nacido es guapo?). Estaba con las contracciones y todo ese rollo que explican en las películas, el futuro padre a mi lado, cogiéndome la mano y sonriéndome orgulloso y, cuando estaba naciendo esa cosa rosada, era el momento más hermoso y emotivo que pueda describir...

Y ahí desperté. Y nada más pensar en lo que acababa de soñar me espanté. Menudas pasadas nos juega el subconsciente, amigas. Definitivamente no ha llegado aún mi momento de ser madre. Pero ese sueño se ha encargado de recordarme que voy a cumplir 29 en unos días.

Se lo cuento a R. por la mañana, porque el sábado habíamos planeado ver la ciudad de Girona, y ya tenemos chiste asegurado para unas semanas. Bromea con que mi reloj biológico está sonando ya desesperadamente y que él no quiere saber nada de calentar biberones y cambiar pañales. Al menos el niño/a era suyo, le digo, y no del butanero...

¿Cómo pensar siquiera en cuidar de un ser tan indefenso cuando aún no he aprendido ni a cuidar de mí misma?

El barrio judío de Girona me fascina y consigo olvidarme un poco de mi sueño-pesadilla. Es una ciudad preciosa llena de rincones encantadores. Hace un frío de mil demonios cuando se pone el sol pero es un placer pasear por las callejuelas retorcidas y por los puentes sobre el río, con todas las luces de la ciudad reflejándose en el agua. Si entrecierro los ojos el mundo se vuelve un caleidoscopio de brillos y colores.

Es domingo a mediodía y volvemos a estar invitados a una comida extraña en casa de J. con un montón de gente desconocida. Otra bizarre barbacue, como he pensado bautizarlas. Esta vez hay gente nueva: además del francés y del venezolano músico- posador artístico, hay una pareja catalana y una chica (todos bailan salsa con el anfitrión) y otra chica, venezolana también, que baila salsa y canta en una coral moderna (son, salsa, merengue, etc.). Ésta última (que es de Caracas pero tiene a toda la familia en Barquisimeto, nombre que me recuerda a un pelirrojo) nos prepara unas arepas que creo que quedan crudas por dentro por falta de tiempo en el horno (la carne ya estaba). Después de comer entramos dentro a tomar el café y el músico (que resulta que se llama Lenin) agarra una guitarra y él y la chica venezolana se ponen a cantar cosas que no había oído en mi vida pero que deben ser populares de donde vienen. Canciones sobre amores y desamores que escucho un tanto ajena mientras bebo mi café. He tomado demasiado vino y, si cantaran algo que conociera, incluso participaría en el recital. Me limito a hacer la segunda voz cuando, inesperadamente, ella toca "More than words". En el estado de desinhibición en el que estoy me animaría a pedirles algo que conozca para cantar yo sola si no fuera porque no quiero cortarles el rollo emotivo- nostálgico. Me entero de que la banda venezolana "Sentimiento Muerto" estuvo hasta nominada a un premio MTV... La chica me dice que soy una soprano, que tengo una voz sorprendente, y me pregunta si he cantado clásico en algún coro. Sonrío avergonzada y le respondo que sólo canto en la ducha y no vuelvo a abrir la boca. Nos vamos y, sin darme cuenta, canturreo todo el rato, como siempre hago. Creo que a R. no le molesta. Odiaba que mi anterior pareja no soportase oírme cantar porque me encanta hacerlo y tenía que reprimir ese instinto natural...

Es lunes por la mañana y estoy sola en una casa que no es la mía. La gata de R. me ha adoptado o me ha acogido a su servicio. Está dormida sobre mis piernas cuando miro los foros de Riff- fanzine y descubro que bAIthrO ha abierto un topic sobre tener hijos. Casi me da un pasmo.

Por la tarde, en clase, descubro que el cacharro con varillas para batir claras en catalán se llama, además de batedor, también enganyamarits (literalmente "engañamaridos") y me pregunto cómo demonios se puede engañar a un marido con eso. Mientras sigue la clase empiezo a imaginarme utilidades eróticas del instrumento sin que ninguna acabe de ser del todo satisfactoria. Desde ahora miraré los instrumentos de cocina de otra manera.

Por el momento, de eso de tener hijos, lo que más me gusta es el modo como se fabrican. El método tradicional y artesano, claro.

15 comentarios:

Coraline dijo...

!!!!!!!!

Voy a cambiar de hacerle las bromitas a Paula a hacértelas a tí... :P

Quiero ser tita!

besos

Nuala dijo...

Que te hagan uno a ti, maja. Que tu madre lo está deseando.

Blackstar dijo...

Yo sí he soñado con que tengo hijos, pero nunca se la edad que tienen, que absurdo! Para mi, a pesar de las bromas de Thanatos y del foro, tampoco ha llegado el momento.

Girona... estuvimos el año pasado con unos amigos y me gustó muchísimo. Tan medieval y tan "catalana" (que no se malinterprete, me encantó).

29 años el día 29 creo recordar?
Una sagitario pelirroja mamma mía que peligro!! Todo fuego, el pelo rojo te va que ni pintado.

Troutman dijo...

Teneis las hormonas a flor de piel, hijas mias. Si algún día soñase que tengo un hijo, y no te digo nada si sueño que he parido, me despertaría absolutamente desorientado. No soycapaz de visulaizarlo siquiera.

Me da pena no tener esa clase de reuniones en plan parrillada bizarra, porque las adoro, incluso no conociendo a nadie y sintiéndome desubicado. Es más fácil en las grandes ciudades, y en el fondo hecho eso de menos de cierta gente que conocí en Madrid.

No he preaparado arepas desde que volví, pero ya va tocando. Necesito más invitados más veces. Por cierto, desde que he pasado por Venezuela odio aun más intensamente la salsa, es mi vena nórdica, creo. Y envidia cochina por no poder mover los pies como un criollito.

Blackstar dijo...

Troutman, si Thanatos y yo vamos a Bilbao (que caerá, caerá) te vamos a hacer que nos prepares arepas, por hablar.

Desde que conozco a mi amiga la pintora, me ha tocado asistir a alguna de esas reuniones bizarras que decis. Son estimulantes, muy estimulantes. Pero como soy una gran tímida, me dedico a más a observar que a alternar.

Nuala dijo...

Hago 29 el 29, es curioso, sí. Y lo del pelo rojo ya lo considero casi como si hubiese nacido así, tantos años llevándolo de este color.

Hummm...
Bilbao... Una ciudad que aún no conozco...
¡Me autoinvito a arepas!

Y tampoco conozco Zaragoza. Espero con ánsia una nueva Cumbre, que la del año pasado me la perdí (aún no conocía a nadie lo suficiente como para apuntarme). ¡Qué rabia! Quiero visitar el monumento a Paco Martínez Soria y pisar el Devizio en una reunión pequeñita como la que fue, donde se pueda hablar más con la gente, que en las fiestas somos tantos... Y en el Azkena faltó tiempo y faltaron los próximos habitantes de la calle Nobleza Baturra.

Jolín, qué tonta me pongo...

Blackstar dijo...

Estais invitados cuando querais, si quereis venir con R., lo mismo le digo a M., o si se hace una excursión riff. Si sois poquitos hasta os podriamos dar cobijo en nuestro piso vacío, de momento no hay ningún mueble!

Hay que repetir pronto sea como sea!

Nuala dijo...

Uy, no lo digas muy alto que en diciembre hay un puente y que yo me apunto a un bombardeo...

Troutman dijo...

Por supuesto que estais invitadas ambas y vuestros respectivos a cenar en mi casa y dormir en colchoneta si sois poco escrupulosos cuando gusteis, no hace falta que lo diga.

Yo sigo proponiendo Madrid como buen lugar de encuentro, céntrico, con una buena comunidad Riff y millones de cosas que ver y hacer durante el día y la noche. Zaragoza queda más a medio camino de todos, eso es cierto, y la cumbre del año pasado fue todo un acierto

Blackstar dijo...

Creo que para ese puente estaré en tierras catalanas o en riojanas, aún no lo se!

Pero vamos, que de verdad que estaré encantada de reunirnos pronto!

Ya verás que glamour el de Zgz ya...

Blackstar dijo...

Escrupulosas? lo dudo! He dormido media vida en tienda de campaña con un batallón de pies a los tres quesos! Y me consta que aquí todos somos muy limpios, que nos duchamos (Mañana/noche)

Madrid efectivamente ofrece más que Zgz, y a mi me quedan por conocer todos los riffers madrileños...

Nuala dijo...

¡Vaya, vaya!
A ver si al final la vamos a liar y todo...

Gracias por ofrecernos tu suelo, M. Yo no soy demasiado escrupulosa pero... ¿quién quiere dormir con la de cosas por hablar, ver y descubrir?

Sólo he estado en Madrid una vez, con mis padres, visitando museos y cosas turísticas. Me gustaría volver y conocer la ciudad de forma más adulta. Y si fuera un riff-encuentro, me gustaría más en petit-comité, que me desenvuelvo mejor y se conoce mejor a la gente. No sé si me equivoco, pero el de Zaragoza del año pasado diría que estuvo tan bien por eso.

Blackstar dijo...

La verdad es que me pasa como a ti, prefiero grupos más pequeños porque si no al final, no puedes estar demasiado con nadie, y además, que soy tímida!

El del año pasado estuvo muy bien pq además los riffers que vinieron eran (excepto M.) los que ya conocía. Si llega a ser un poco más tarde ahí hubieras estado!

Nuala dijo...

Cierto, por aquél entonces ya conocía a R. de haber salido un par o tres de veces con él, Peterson, Nekén y mi amiga por Barcelona. Incluso se comentó lo de la Cumbre una noche de absenta y cucarachas.

Tres semanas más tarde y creo que me hubiese apuntado.

Kilgore dijo...

Pues yo quiero tener sextillizos cómo mínimo ...


Mi opinión acerca de otra cumbre, rápidamente:
-Es Necesaria.
-En Madrid.
-Declararla con suficiente tiempo para comprar billetes de avión baratos (2 meses supongo).
-Aprovecharé para ver el museo Sorolla.