Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

martes, 1 de noviembre de 2005

Diario de París: jueves, 20 de octubre

Esta mañana nos la hemos tomado libre.

Estamos muy cansados, aún no nos hemos recuperado de la noche sin dormir que representó el viaje y estos dos días no hemos parado de caminar. Ayer, al acostarnos, pensamos que el plan para hoy sería madrugar un poco y dar una vuelta por el cementerio de Montmartre para luego ir a hacer unas compras. Cuando ha sonado el despertador hemos sacrificado el paseo por una o dos horas más de descanso.

En el supermercado de enfrente (Franprix), como en todos los que hemos visto por el barrio, hay frutas que no había visto en mi vida ni sé cómo se llaman. Hay salsas de todos los rincones del mundo y cientos de especias. Hay refrescos y zumos con miles de sabores inimaginables (por ejemplo de cassis, unas grosellas negras con las que también se fabrica un licor delicioso) y cosas como yogures de pistacho (evidentemente la curiosidad nos pudo y los compramos). Nos han dicho que aquí podemos conseguir Coca-Cola con vainilla pero sólo encontramos la de dos litros. Paseo fascinada y feliz por el súper, contemplando tal acumulación de multiculturalidad gastronómica. Además, da la impresión de que aquí cuidan mucho más la presentación y el aspecto de los alimentos: hasta en la frutería de barrio regentada por una china la fruta brilla, está estupendamente colocada y en el cartel con el precio se menciona el país de orígen de la fruta y el medio de transporte que se usó para traerla. De donde vengo estos detalles sólo los ves en los supermercados de categoría.

Roger está feliz: hemos encontrado mantequilla salada como la que comía en Escocia. Beurre avec sel du mer. Está deliciosa. Me voy a dormir agotada y me despierto agotada, pero vamos a zampar mantequilla por un tubo y eso, sin dudarlo, tendrá sus consecuencias a pesar de tanto caminar. Volveré hecha una odalisca de Rubens...

La tarde la hemos dedicado al completo y desde bien temprano al Museo de Orsay. Se trata de un museo precioso ubicado en una antigua estación de tren, con obras fascinantes y con una colección muy bien estructurada para hacer la visita interesante y fácil de seguir. La otra vez que estuve en París fue mi museo favorito, me gustó bastante más que el Louvre, veremos si esta vez pienso igual (mañana o pasado mañana podré comparar). Aquí abundan las obras del siglo XIX y XX. Y dedican espacio a la ilustración, la fotografía, las artes decorativas, el cartelismo...


Ilustración de Baba Yaga,
por Ivan Yakolevitch Bilibine
De nuevo somos afortunados porque encontramos la "Temporada rusa en el Museo de Orsay" y visitamos una estupenda exposición temporal sobre el realismo ruso que deja a Roger embobado ante algún cuadro. Yo, por mi parte, he redescubierto a los ilustradores rusos. Vi sus magníficos dibujos por primera vez cuando buscaba libros de cuentos tradicionales rusos al saber que mis tíos iban a adoptar un niño ucraniano (mi encantador primito Yenya). Los adoro, el estilo de sus dibujos es muy especial: inspiración medieval, gusto por los detalles, composiciones muy cuidadas. Apunté todos sus nombres para encontrar información y reproducciones de su obra en internet. Bilibine, el gran maestro, Repine, Nesterov, Vasnetsov, Kramskoï, Kouznetzou... Ah, los cuentos rusos y sus ilustradores... Espero volver a hablar pronto de todo ello.

De nuevo volvemos muertos al apartamento a por una sopa caliente y gratificante y a por nuestro queso, nuestra mantequilla salada, nuestro fuet y nuestro chorizo ibérico con baguette y pà amb tomàquet. Qué fusión cultural, madre mía.

Más datos:

Aquí "Corpse Bride" (que vimos y disfrutamos, a pesar de la muchedumbre, el fin de semana pasado en Sitges) se llama "Les noces funèbres" (Las bodas fúnebres).

Aquí los supermercados Dia se llaman Ed.

Aquí, en el metro, los asientos reservados tienen orden de prioridad:
1. A los mutilados de guerra.
2. A los ciegos civiles, inválidos laborales y lisiados civiles.
3. A las mujeres embarazadas y a las personas acompañadas de niños de menos de cuatro años.
4. A las personas de 75 años o más.

Haber participado en dos Guerras Mundiales del bando de los aliados debe hacer que un país sea muy respetuoso con sus héroes militares...

4 comentarios:

Riddle dijo...

Vaya, siempre me he sentido atraido por las ilustraciones del este, rusas incluídas, tan exóticas, tan espirituales a la par que crudas. Hace poco mi tío me habló de tiendas de Madrid en las que no es difícil encontrar pinturas de este tipo. A ver si me informo un poco mejor.

Grandes ganas de ver 'Corpse Bride'. ¿La visteis en francés? Grande detalle el de los mutilados de guerra. Mi abuelo, siempre que entra en el autobús, finge una cojera diciendo que le alcanzó una bala de los rojos en la guerra civil, pero no cuela.

Saludos!

Nuala dijo...

Si te gustan los ilustradores rusos investiga los nombres que menciono, me encantaron. Tengo que buscar libros de cuentos ilustrados por ellos, porque los cuentos también son muy especiales.

"Corpse Bride" la vimos en primicia en Sitges, en VOS. La sala estaba a rebosar, habían vendido o invitado a más gente de la que cabía y nos tocó verla desde un extremo de la sala. Supongo que exige un segundo visionado.

El tema del extremo respeto por los héroes de guerra allí es impresionante. Hay monumentos y homenajes por doquier. Nada que ver con los heridos de nuestra guerra civil, de uno y otro bando.

Blackstar dijo...

Nuala, tengo dos libros de cuentos rusos, de hecho se llaman simplemente así, "cuentos rusos". Tendría que buscarlos pq creo que mi madre embaló( ya no cabía nada en casa) libros y cuentos de cuando eramos pequeños, pero seguro que están en el trastero. De hechol, la baba yaga de tu escrito salía en el libro. Si te interesan los busco y te los presto, estaría encantada. Para mi eran muy especiales de pequeña. Estaban llenos de "calvarios" "Istbas" y principes que se llaman Ivanovitch, y de rapé para fumar.

Me ha encantado el apunte de los asientos reservados del metro, ¡que considerados!

Nuala dijo...

Gracias, guapa, eres un sol. Pero no creo que haga falta que rebusques y desempaquetes. Algo encontré por internet y el tema recopilación de cuentos no es difícil de encontrar en cualquier librería. Lo más difícil es libros o webs que traten a estos ilustradores como los artistas que son.