Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

lunes, 16 de enero de 2006

Superadas


MAITENA

No nos conformamos con menos, ¿no?
¡Besos para todas, chicas!

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Existe alguna diferencia entre Maitena, Ally McBeal y Sexo en Nueva York?

Troutman dijo...

Era yo, connio los de logronnio

Nuala dijo...

Seguramente muchas pero no sé decirte. Nunca he visto Ally McBeal. Respecto a Sexo en NY, a pesar de los topicazos y las cosas que me ponen rabiosa de la serie, debo confesarme seguidora y debo confesar también que a veces se dicen cosas con las que estoy de acuerdo. Se habla de la amistad entre mujeres, muy desvalorizada normalmente pero que existe y es magnífica.

El feminismo militante me pone muy muy enferma porque está más cerca del machismo que ninguna otra postura. Y Maitena a veces es para matarla porque soy la primera que defiende que todas las mujeres no somos iguales así como todos los hombres no son iguales pero algunos tópicos son divertidos y encierran alguna verdad a veces...

Bandida dijo...

Bueno, hombre-trucha, Ally McBeal era una maldita desquiciada necesitada de mendicación... todos los tópicos sobre la debilidad mental de la mujer en un solo ser :S (se nota que me ponía de los nervios?)
En fin, sí, lo típico, lo tópico...

Troutman dijo...

Es que Maitena, pelín desquiciada también está. Existen múltiples diferencias, yo solo quería reslatar el extraño halo de femenismo acomodado que destilan esos 3 estereotipos de mujeres, liberadas, intelectuales (es un decir), estupendas, pero que en el fonod lo que quieren es un gorila con el que casarse y tener gorilitas. Sobre todo el Chupa-chups ese de la McBeal

Nuala dijo...

Maitena pelín desquiciada no, muy desquiciada. Pero a veces me hace gracia reírme de esos tópicos. Están muy presentes en las mujeres que nos rodean, aunque no todas seamos así.

A veces es difícil sentirse mujer siendo taaaan diferente de la mayoría. Mis amigos me decían a menudo que yo era un "Manolo" disfrazado. Y yo me lo tomaba como un elogio pero... ¿por ser diferente y tener aficiones diferentes soy más masculina? No, nada de eso.