Mi blog se ha mudado! Redireccionando…

Deberías ser redireccionado/a automáticamente. Si no, visita http://labuhardilla.wordpress.com y actualiza tus enlaces.

martes, 21 de marzo de 2006

El Gorila Llorica




Promethea, Alan Moore & J.H. Williams

Cuando Alan Moore cumplió cuarenta años anunció que iba a convertirse en mago. ¿La crisis de los cuarenta, quizá? Él mismo lo explica:

"Pasé el necesario desconcierto ritual de declararme a mí mismo como un mago en noviembre de 1993, casi como vacunándote con una suave y controlada forma de colapso mental de modo que con suerte puedas tener suficientes anticuerpos para distinguir la locura mayor cuando aparezca. El relámpago propiamente dicho no me golpeó hasta primeros de enero de 1994. En cualquier caso, lo que ocurrió tras mi excursión de Pentecostés fue que conté a mis amigos y familiares la experiencia con el mismo orden y calma que emplearía para hablarles de cualquier otra cosa. Les dije que era totalmente consciente de que mis experiencias podían resultar decepcionantes, pero que por tratarse de un fenómeno mental poco frecuente, yo las encontraba interesantes, y por lo tanto, dignas de dedicación. Tras unas semanas divagando en una especie de aturdimiento productivo y muy creativo en el que produje un buen número de ilustraciones y co-compuse y grabé un par de las mejores canciones que haya escrito jamás, pasé a un modo más analítico y comencé a formular mi modelo de Espacioidea. Por este tiempo, mi familia y asociados se habían tranquilizado al comprobar que yo no era menos racional, funcional o creativo de lo que lo había sido anteriormente, por lo que podían o bien encogerse de hombros y dejarme seguir adelante o animarme a seguir discurriendo ya que encontraban el tema interesante también.".

Fruto de su experiéncia mágica nacen algunas obras, entre ellas este cómic, Promethea. La protagonista es la encarnación de la imaginación humana, de la magia, de lo onírico, de lo fantástico... Y no sólo eso, es el espíritu femenino hecho carne. Ella representa todos los atributos femeninos a lo largo de la historia de la humanidad: la resistencia, la luna, la sensualidad, lo maternal, la dulzura, la fiereza, el sueño, el amor, el misterio...

En su viaje onírico a través del infierno, el cielo y el purgatorio se enfrenta a todos los miedos de la humanidad. Y El Gorila Llorica es uno de ellos.

Los hombres, dice Moore, no somos más que gorilas lloricas, conscientes de nuestra propia existencia, de nuestra debilidad ante la muerte y ante el mundo hostil...

Sólo creer que existe el amor, la felicidad y esa esperanza de la que las religiones se han apropiado pueden salvarnos.

2 comentarios:

Roger dijo...

Para mi lo más interesante de Promethea es el dibujo, el trabajo de Moore en esta ocasión me deja completamente frío, llegué hasta el número 10 por pura inercia. Lo mismo me pasa con su faceta de mago, no me interesa e incluso se me llega a hacer pesado. Vamos, que "me encojo de hombros" y sólo siguo sus trabajos más asequibles, por decirlo de algún modo.



PD: quiero que Moore me devuelva el tiempo que perdí leyendo El Amnios Natal.

Nuala dijo...

Jajajajaja...

Lo que pasa con el Amnios es que ninguno de nosotros formamos parte de los elegidos,no estamos preparados aún para entenderlo...

Explicación real: Moore come muchas setas.